“Flexibilidad e innovación, valores fundamentales de la compañías actuales” por Perla Buenrostro

¿Cómo están reaccionando las empresas a la rápida y cambiante era tecnológica? ¿Cuál es el papel que juega la innovación en sus negocios? ¿Cómo adaptarse a las exigencias y necesidades de la generación millennial?

La tecnología y la velocidad con la que está cambiando el mundo han generado la transformación de las organizaciones, comentaron expertos en los rubros de tecnología e innovación durante la primera edición del Oracle Leaders Circle celebrado en México el pasado 10 de diciembre.

Ser flexibles, rápidos, experimentales, curiosos, abiertos, arriesgados y estar conectados son valores que ahora determinan la competitividad de las empresas por encima de su misión y compromiso a largo plazo.

Transformar nuestra capacidad de respuesta a una más efectiva y rápida, y nuestra relación con el fracaso a una mucho más cercana y natural, son aspectos que las empresas deben abrazar con más fuerza.

La flexibilidad es otro de los valores con el cual las compañías deben crear una estrategia clara y evolutiva, dijeron expertos.

Mark Hurd, CEO Global de Oracle, confesó que no termina de comprender qué significa la flexibilidad, sobre todo para la generación millennial. Pero está seguro de que el 50% de la fuerza laboral hacia 2020 estará compuesta por ellos y que el 55% de esa generación escoge sus empleos sobre la base del atractivo de las causas corporativas por encima de la remuneración económica.

¿Cómo entonces validar esas demandas? ¿Cómo reclutarlos y retenerlos? Tomando en cuenta que los millennials cambian de empleo con mucha frecuencia, por ejemplo, una manera de retener el talento es promoviéndolos y por lo tanto crear nuevos empleos para ellos cada dos años, comentó.

“Los millennials no trabajan para ti, trabajan contigo”, enfatizó Alberto Levy, especialista en innovación, añadiendo otra variante a este reto que se antoja complejo y a la vez fascinante para las organizaciones.

En México, la flexibilidad laboral es un tema que está presente en muchas de las compañías, pero que está en evolución y cuyos avances no son del todo horizontales. Por ejemplo, las empresas en ocasiones ofrecen opciones de flexibilidad para empleados de alto rango, pero no para el resto.

El reto para las empresas en cuanto a los millennials no es solo brindarles un plan de  trabajo dinámico, sino ofrecer esquemas que les permitan aprender y avanzar rápidamente con retroalimentación constante y ordenada. Para los millennials como empleados, el reto consiste en demostrar que les interesa la organización donde trabajan, además de sus objetivos personales.

En cuanto a innovación, solo las grandes empresas mexicanas, como Peñoles, Cemex, Alfa, Gruma, Softtek y Herdez, destinan fuertes sumas a este rubro, hasta 4 mil millones de pesos en 2014 en conjunto. En todo caso, los porcentajes del presupuesto en innovación –no mayores al 1%– contrastan con cifras de dos dígitos de grandes empresas globales.

Si a la ecuación le sumamos que el 95% de las empresas mexicanas son Pymes y que las cifras en innovación son todavía menores, el desafío es mucho mayor. Muchas de estas empresas no contemplan planes estructurados de innovación y más bien se limitan a hacer cambios sin la planeación adecuada.

Para mejorar la cantidad de investigación e innovación en las Pymes, también hay factores externos que tomar en cuenta. Por ejemplo, la presencia de emprendedores con estudios superiores que no teman invertir en innovación en sus empresas resulta muy positiva. Asimismo, es indispensable el apoyo de autoridades gubernamentales en cuanto a financiamiento y programas de desarrollo.

 

Perla Buenrostro es Co-fundadora de Womerang.

 

Advertisements

“Tírate al vacío” por Gabriela Valenzuela

Cuando llegué a la sala únicamente pensaba en que me esperaba una plática motivacional con los clichés de siempre: trabaja duro, estudia mucho, etc. ¡Vaya sorpresa que me llevé! Tania Rendón y Sergio Dipp, comunicólogos que trabajaron durante muchos años en las televisoras locales de Monterrey, lograron cambiar la aburrida dinámica de una conferencia en una charla honesta sobre aquello que les hubiera gustado escuchar cuando eran jóvenes.

Yo no los conocía mucho, realmente no soy soy fan de los programas de espectáculos ni deportivos a los cuales ellos se dedican, pero había escuchado algo de su trabajo. Sabía que Tania había ganado el concurso “Chica E” del canal de espectáculos E Entertainment en el 2013 y sabía que Sergio había cubierto las olimpiadas de Londres para Multimedios. Al estar frente a ellos, tenía la curiosidad de saber cómo es que habían llegado a sus puestos, sobre todo por las leyendas que escuchamos sobre lo difíciles que son los trabajos en los medios de comunicación.

Hablaron sobre la suerte y el trabajo, un tema agotadísimo en las charlas motivacionales. Sí, todos sabemos que hay que trabajar, trabajar y trabajar más que los demás para alcanzar el éxito. Pero lo más importante, según ellos, es dar el extra, ese plus que logrará destacarte del resto de las personas que trabajan tan seriamente como tú.

También es importante detenerte un momento para reflexionar sobre lo que tú consideras que es el éxito. Para Tania y Sergio, se relaciona con cualquier cosa en la que uno quiera triunfar. En su caso, desde el momento en que eligieron su profesión, buscaron personas exitosas en sus áreas. Averiguaron qué era lo que tenían que hacer para lograr convertirse en esos modelos y lo hicieron. Al hablar de sus comienzos en la televisión local, dejaron claro que no importa dónde comiences, sino que lo hagas.

Una de las cosas que más me llamó la atención de la plática fue cuando Sergio dijo: “ni el 6 de calificación está destinado al fracaso, ni el 10 está destinado al éxito, no se relajen”. Cuando lo dijo pensé muchas cosas, me hizo darme cuenta de que, efectivamente, toda una vida de estresarse por las calificaciones no vale la pena si no unes la teoría con la práctica. Saber que tanto Sergio como Tania no se graduaron con menciones honoríficas ni los mejores promedios pero que siempre trabajaron para obtener lo que querían es lo que muchos necesitábamos escuchar.

En cuanto a la pregunta “¿qué determina el éxito? ¿la suerte o el trabajo?”, yo digo que es un poco de ambas. Si trabajas y estás en el momento adecuado en el lugar indicado, puedes construir tu éxito. O como lo puso Tania: la suerte es algo que se trabaja a través de buenas decisiones y si eliges bien, la suerte llega.

Por su parte, Sergio nos dijo: “tírense al vacío”. Esta frase se la dijo Tania a él y significa que seas aventado, que no tengas pena, que hacer el ridículo no te detenga. Sobre todo, quiere decir que tengas la suficiente confianza en ti mismo para aventarte al vacío, si es algo bueno, saber manejarlo y si no lo es, tener la fortaleza para seguir adelante, pero nunca quedarse con la duda.

Durante la sesión de preguntas, su servidora les preguntó lo siguiente: para ustedes (Sergio y Tania)  ¿qué tan importante fue recibir mentoría de gente con experiencia? A lo que ambos sonrieron, también recibí un pulgar arriba de Sergio por la pregunta.

Tania mencionó que ha recibido todo tipo de comentarios tanto positivos como negativos de personas que tenían mucho tiempo trabajando en el medio, pero ha sabido canalizarlos. Asegura que no importa el consejo que te den, te lo dicen por algo; debes ser lo suficientemente humilde para asumirlo y trabajarlo.

Por su parte, Sergio mencionó que la mayoría de los buenos consejos no son verbales sino implícitos. Comentó que las personas más inteligentes se ponen a observar: si quieres ser una persona exitosa, debes imitar a personas exitosa; si no quieres serlo, imita a alguien a quien tu consideres que no lo sea.

Para rematar, los dejo con la siguiente frase que nos mostraron durante la conferencia: “el éxito solo se logra rompiéndose la madre, de otra manera serías un suertudo no una persona exitosa”.

 

Gabriela Valenzuela es mentee Womerang y estudia la licenciatura en Relaciones Internacionales.