Por qué la equidad de género tiene mala mercadotecnia

Por Norma Cerros

“A woman needs a man like a fish needs a bicycle

Hace poco escuché por vez primera esta frase mientras estaba en Washington, en un foro organizado por la OCDE, escuchando sobre distintos escenarios para mejorar las oportunidades económicas de las mujeres en los Estados Unidos.

La frase, acuñada por Irina Dunn y popularizada por Gloria Steinem, me recordó mucho a la percepción que la sociedad tiene acerca del feminismo y de la equidad/igualdad de género, donde dichos conceptos son comúnmente relacionados con la lucha frontal en contra del hombre y hacen alusión a un juego de suma cero, abonando  a una mala mercadotecnia en el tema.

Otra de las críticas más sonadas hacia la equidad de género es que se trata de “hacerle un favor a la mujer”. De ahí que se satanicen medidas como las cuotas de género bajo el argumento de que se termina poniendo a una mujer a cargo de determinado puesto tan solo por cumplir con una cuota y no por ser la mejor calificada.

Mientras que no estamos exentos de dicha posibilidad, lo que se sigue pasando por alto es lo disparejo del terreno, circunstancia que por sí sola amerita la existencia de medidas en equidad, o como nosotras les llamamos: Estructuras de Acompañamiento para la Equidad de Género.

La equidad de género no es sino el escaparate para mostrar las habilidades de la mujer y para regresar a los hombres el derecho a ser vulnerables y a vivirse sin limitaciones de estereotipos. Es el proceso necesario para alcanzar la igualdad. Igualdad que no solo se justifica como un derecho humano o como algo positivo para las empresas en términos económicos, sino que hoy es el requisito indispensable de toda organización que quiera sobrevivir a la gran serie de cambios que demandan el futuro del trabajo, la innovación tecnológica y el ambiente laboral tan diverso en el que hoy convivimos.

Esto cobra relevancia a la luz de la inminente crisis mundial de talento anticipada por el McKinsey Global Institute para 2020, en su reporte The world at work: Jobs, pay, and skills for 3.5 billion people, donde expresamente señala que las empresas que operen en este mundo escaso de habilidades deben saber cómo encontrar fuentes de talento con las habilidades que necesitan y construir estrategias que les permitan contratar, retener y capacitar a los trabajadores que les brinden una ventaja competitiva. Esto incluye el encontrar maneras y opciones más flexibles para retener a mujeres altamente calificadas, a las nuevas generaciones y a empleados de mayor edad.

Ya no se trata de un asunto de mujeres, hoy el avance concreto en la agenda de género conviene y puede alcanzarse a través de la sinergia de esfuerzos desde la participación responsable de cada uno de los actores estratégicos involucrados en la problemática de la desigualdad: mujeres, hombres, empresa y gobierno.

Estos son, precisamente, los temas que abordaremos en la Cumbre Womerang 2016: Sinergias Sustentables para la Equidad de Género, un evento de talla internacional enfocado en cuatro ejes principales:

  1. Equidad de género
  2. Habilidades interpersonales
  3. Estructuras de acompañamiento
  4. Sinergias colaborativas

La Cumbre Womerang contará con la participación de expertos nacionales e internacionales, representantes de distintas instituciones como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Stanford Graduate School of Business, New America, Catalyst, Promundo, International Finance Corporation, el Instituto Mexicano para la Competitividad, CIMAD IPADE School of Business, así como directores de empresas como Accenture, Aeroméxico, Cemex, Manpower, Whirlpool, legisladores federales y funcionarios públicos.

A través de la Cumbre Womerang 2016 – 2018 buscamos crear estructuras de acompañamiento para la equidad de género y que éstas evolucionen a redes colaborativas sustentables, entre mujeres, hombres, empresa y gobierno, que puedan generar valor agregado e impacto social medible.

Te invitamos a formar parte de esta primera Cumbre Womerang. Ayúdanos a cambiar la conversación y a hacerle buena mercadotecnia a la equidad de género, porque al final este es un tema que debe importarnos a todos.

Pasa la voz y sigue nuestras redes sociales y página web para que te enteres de todos los detalles.

 

Norma Cerros es Directora General y fundadora de Womerang.

 

 

Advertisements

#StrongerTogether: Womerang presente en el Estado Unido de la Mujer convocado por la Casa Blanca y Michelle Obama

Con Gabriela Natale de SuperLatina Inc. y Ana Flores de Latina Bloggers Connect durante el United State of Women Summit.

Por Norma Cerros

Hace dos meses tuve la oportunidad de volver a  Washington DC, una ciudad donde hace tres años viví uno de los momentos más difíciles de mi vida mientras balanceaba la vida de mamá primeriza y mi trabajo en la Comisión Federal de Comercio. Ahora regresaba nominada como agente de cambio por la Casa Blanca y por la Primera Dama Michelle Obama, para participar en el United State Of Women Summit (La Cumbre del Estado Unido de la Mujer).

Este evento convocó a más de cinco mil organizaciones en el mundo que actualmente abogamos por la igualdad de género, para celebrar los avances que hemos alcanzado, identificar los retos que aún tenemos por enfrentar, y el siguiente curso de acción.

La Cumbre abordó temas como empoderamiento económico, salud y bienestar, oportunidad educativa, violencia de género, emprendimiento e innovación y liderazgo y participación cívica. A lo largo de tres días, tuvimos oportunidad de escuchar directamente de expertos y defensores, desde las bases del colectivo y empresarios nacionales e internacionales, así como funcionarios y celebridades de primer nivel, acerca de los temas que más afectan a niñas y mujeres en el mundo, así como las mejores prácticas a emprender en el futuro.

Conocer sobre campañas como the Purple Purse, encabezada por Kerry Washington y the All State Foundation, para empoderar a mujeres a que salgan de situaciones de violencia doméstica. Ver a la mismísima Shonda Rhimes compartirnos acerca de los esfuerzos que realiza para evidenciar el prejuicio inconsciente, el privilegio, y la brecha salarial de género, desde su propia trinchera, sus series de televisión. Escuchar de Mariska Hargitay sobre los cientos de miles de kits con evidencia tomada en casos de agresión sexual que están ahí polveándose, y de los esfuerzos que realiza su Fundación Joyful Heart para que dicha evidencia sea finalmente atendida por las autoridades. Todo esto fue por demás inspirador y emocionante.

Pero el clímax de la Cumbre fue, sin duda, al escuchar al Presidente Barack Obama y a la Primera Dama Michelle Obama al ser entrevistada por Oprah Winfrey.

El Presidente nos habló de cómo los dados del sistema están cargados porque la economía no se ha puesto al corriente ante los cambios tan trascendentales que han transformado a los Estados Unidos en los últimos cincuenta años.

Es cierto, atrás han quedado los días en los que la familia estaba compuesta de un papá proveedor y de una mamá que se quedaba en casa a cargo de los hijos y del trabajo doméstico no remunerado. Hoy en día los arreglos entre la pareja acerca de la distribución de responsabilidades en cuanto a administración de la casa y cuidados primarios vienen en todos colores y sabores. No obstante, las políticas laborales vigentes todavía parecen como sacadas de la serie de televisión Mad Men.

Por su parte, Oprah Winfrey dio en el clavo cuando preguntó a la Primera Dama qué es lo que pueden hacer los hombres por avanzar la agenda de género. Michelle Obama sencillamente respondió: “Sean mejores. Mejores en todo… Sean mejores esposos, sean parte de la vida de su familia. Laven los trastes. No la hagan de niñero de sus hijos, uno no es niñero de sus propios hijos. Involúcrense. No crean que el ir a trabajar y regresar a casa es lo que los hace ser hombres. ”*

El reto es enorme, pero también es mucho lo que hoy en día podemos hacer con los recursos con los que contamos. La mejor noticia quizás es el cambio que estamos ayudando a generar en la consciencia de las nuevas generaciones. Una nueva normalidad donde las niñas den por sentado las oportunidades que muchas no tuvimos, donde el límite a su desarrollo lo establezcan ellas mismas y el techo de cristal sea para ellas una de tantas historias de esas que ocurrían en el pasado.

Regresé muy feliz y motivada de este viaje, convencida de que vamos por el camino correcto, de que el cambio es posible y que tenemos muchos incentivos para unir esfuerzos en esta causa.

¿Quieres ser parte de este gran cambio? Mándanos un email a hola@womerang.org 

Norma Cerros es Directora General y fundadora de Womerang.

 

*Dejo aquí el video de esa conversación porque sus palabras son oro molido.

#EqualPayForEqualWork  #StrongerTogether #Womerang #Mentoría #Mentoring